Dos looks ibicencos «Un clavo saca otro clavo»

¡Buenos días!

Ir al grano: Referir o tratar las cosas fundamentales de un asunto sin entretenerse en contar los detalles o lo superficial.

Del post «No juegues con fuego porque te puedes quemar» pasamos al «Donde hubo fuego, cenizas quedan», ambos trataban de la misma temática, el vestido rojo. Una prenda que puede ser un acierto pero a la vez se nos puede volver en contra. No todas nos atrevemos con el rojo, menos todavía a jugar con fuego, incluso a tropezar dos veces con la misma piedra. O simplemente sois de las que no creéis en los refranes, expresiones ni ninguna cosa mística.

Yo sí! Aunque hay en una cosa que nunca creí que sería capaz de hacer en el blog ¿Sabéis cuál es? Ir al grano! De los creadores del post «No juegues con fuego porque te puedes quemar» y de «Donde hubo fuego, cenizas quedan» nace «Un clavo saca otro clavo».

Hasta hace poco no creía en esa expresión, significa que un sufrimiento es olvidado tan pronto otro asunto del mismo tenor aparece y ocupa la mente. El refrán se usa especialmente en asuntos del amor, pues existe la creencia extendida de que un nuevo enamoramiento borra las penas producidas por el despecho de una mala experiencia.

¡Pasado pisado! Es hora de empezar algo nuevo y sabéis cuando se trata de empezar un folio en blanco me gusta hacerlo con algo que nunca falla en verano. El blanco! Los looks ibicencos y mas cuando una se va de vacaciones a una isla! Imprescindibles!

Estos han sido mis dos looks ibicencos durante mis vacaciones, conjunto blanco top cropped y short de la marca portuguesa Kaoa y vestido blanco de Guts&love. Ambos los he combinado con una cuñas blancas. Al primer look he optado por darle un toque de color con mi colgante de piedras lapislázuli. Me encanta esa piedra y es una de mis favoritas! Y para terminar el outfit gafas de sol de Cali Life Co.

Un clavo saca otro clavo… uno no cree en estas cosas hasta que no las vive en carne propia, yo solo he tardado 7 años. Uno no sabe cuándo aparecerá ese otro clavo. Hay muchos y de diferentes clases! La conclusión que he sacado es que nada es eterno, todo tiene fecha de caducidad, con la diferencia que nosotros ponemos esa fecha. Para que las cosas funcionen y duren hay que cuidarlas, alimentarlas y no dándoles migajas, sino no perduran y terminan por morir.

Ya sé que algún día mis dos looks dejarán de ser tan blancos incluso tal vez alguno termine por agujerearse pero si los cuido durarán más. Aunque claro también es importante la calidad del tejido y ambas prendas son de calidad.

¿Que os han parecido mis dos looks ibicencos de estas vacaciones?

¿Con cuál os quedáis?

¿Me lo contáis?

Espero que el post de hoy os haya gustado y os sea de ayuda si es así no dudéis en dar «me gusta», «comentar» y»compartir».

Nos vemos en el blog guerrer@s!  

También puede gustarte...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.