La historia del Pañuelo «Silencio»

¡Buenos días!

Silencio: estado en el que no hay ningún ruido o no se oye ninguna voz.

Silencio, sinónimo de paz y tranquilidad en algunos momentos sobretodo cuando venimos de estar en algún lugar donde reinaba el ruido. Aunque por otro lado a veces tanto silencio produce tristeza, ya que en ese estado te da tiempo a pensar, a meditar y a tal vez acordarte de cosas que te lastiman. También se dice que el silencio en ocasión favorece, en esos momentos en los que alguien nos recrimina algo y sabemos que lo hemos hecho mal. Y luego lógicamente ese silencio que no no favorece, ese que creemos que debemos guardar, por generosidad por cariño o amor…

Es irónico que hoy escriba un post empezado hablando del «silencio». ¿Habéis contado las veces que lo he dicho? Bueno aún me queda el post ya que solo acabo de empezar.

La moda no conoce el silencio como tal! Tiene su propio lenguaje y no me refiero al vocabulario, sino a la ropa. Cada prenda tiene su historia, cada color tiene un significado y los tejidos.. buenos los tejidos son los que nos permiten materializar esa comunicación que queremos transmitir como una hoja de papel o un lienzo. Independientemente de que cada prenda tenga su historia, los diseñadores cuando crean una colección también nos cuenta una historia o vivencia.

La moda es comunicación y hoy vamos a dar voz a la historia del pañuelo, si esa prenda que ha causado furor desde de hace un par de temporadas y es tendencia.

Pañuelo, trozo de tela generalmente cuadrado, cuyo tamaño varía según la función a la que estaba destinado.
Los hombres del siglo XX usaron el pañuelo como pieza para limpiarse la nariz y también como adorno del bolsillo superior de la solapa. A finales del siglo XIX los pañuelos se anudaban en el cuello en forma de corbata.

Las mujeres llevaban pañuelos de lino bordado en el bolso, y siguen usando grandes pañuelos de colores para cubrirse la cabeza.

La utilización masiva del pañuelo de papel a partir de los años sesenta hizo desaparecer el pañuelo para la nariz. Y en ese mismo año desapareció prácticamente esta pieza complementaria del vestuario masculino. Fue como una tempestad! Solo los dandis y exquisitos siguen llevando un pañuelo de seda o lino en el bolsillo superior de la americana y un pañuelo de lino o de algodón en el bolsillo del pantalón.

Actualmente este complemento hecho de seda, de lana, de algodón o de cualquier otro material ligero, es un accesorio del vestuario femenino. Los mas famosos pañuelos del siglo XX, que siguen llamándose «foulard», son los de la firma de París Hermès, que han sido profusamente imitados.

Desde los años treinta el pañuelo lo comienza a usar como bufanda. Cada época ha tenido una moda relacionada con el pañuelo- accesorio.

En los años cuarenta y sesenta las mujeres se anudaban el pañuelo al talle modo cinturón. A modo blusa, top en los años cuarenta y cincuenta o en falda tipo pareo en los años sesenta y ochenta y lo han utilizado para sustituir el sombrero en los años cincuenta y sesenta y para terminar como adorno del bolso en los años sesenta.

Imágenes que causaron furor en aquella época fueron las de Jacqueline Kennedy con un pañuelo anudado a la barbilla y la de Audrey Hepburn con un pañuelo capucha anudado alrededor del cuello.

En resumen, si hablamos o guardamos silencio de una manera u otra alguien sale perdiendo… lo que está claro es que el silencio no favorece a nadie. Las prendas por si solas no pueden hablar, porque como me digas que os habla os responderé » vete al médico» jajajaja fuera bromas.

Nunca entenderé eso de ponerle nombres a los pantalones, por ejemplo en Bershka los pantalones tienen su propio nombre en la etiqueta: Laura, Iris y… ya no me acuerdo de más. En eso no estoy a favor un pantalón es un pantalón no tiene nombre! Es una prenda no una persona, lo que si tiene es una historia y deberíamos de conocerla como la historia del pañuelo. Tal vez así la veríamos de otra manera, no lo creéis? Creo que vamos a dejarlo por hoy porque esto tiene cola o tiene tela la cosa…

¿Qué pensais del silencio?

¿Conocíais la historia del pañuelo?

Me lo contáis?

Espero que el post de hoy os haya sido de ayuda y de inspiración si es así no dudéis en dar “me gusta”, “comentar” y “compartir en todas las redes sociales.

Nos vemos en el blog y en las redes guerreras! 🙂

También puede gustarte...

1 Comentario

  1. anital512 dice:

    Hola Guapa. A mi me encanta infinitamente este post especialmente cuando mezclas los 2 mundos de la historia y fashion. Es un “match made in heaven!” y también “el mejor de 2 mundos”! Cuando preguntas las veces que haz dicho la palabra “silencio”, me recuerdas mucho de la biblioteca durante mi tiempo como estudiante en la universidad porque el silencio es la norma y solamente se escucha el ruido de la caída del alfiler con tanto silencio 😁. Así como cada prenda tiene su historia, la historia tiene su propia temas y protagonistas. Y el/la protagonista de este fabuloso post es la historia del pañuelo. Sabes Guapa que yo conozco el pañuelo como “bandana.” Claro, la bandana es igual como el pañuelo pero personas como los bikers y también los cholos (persona que se viste como un gánster en la área urbana de USA o Latino America) usan esta prenda. Y bandana es unisex. Ósea, hombre o mujeres lo usan. También la palabra es lo mismo como un “kerchief” (parecido a la palabra “handkerchief” que es pañuelo en inglés). Todavía hay personas que usan la bandana adonde se amara en en el frente de la cabeza o parte occipital de cabeza. Lo que sí me recuerdas mucho es la famosa Rosie The Riveter que usaba el pañuelo o bandana para cubrir parte de la cabeza durante el trabajo. Lo que sí está súper cool es la foto de Jacqueline Kennedy Onassis y de Audrey Hepburn. Súper cool el las fotos y también el pañuelo que tienes en tu foto. Totalmente classy! Guapa, puedo hablar y hablar sobre esta tema de tu post y no me canso en platicar. Este post está súper fenomenal! I love it Guapa! Bonito día! ❤️

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.